Archive for agosto 2012

Rey y Peón Contra Rey (Casillas Críticas)

jueves, 9 de agosto de 2012 · Posted in

"Toda partida tiene tres fases: en la primera uno espera contar con una ventaja; en la segunda uno cree que posee una ventaja; en la tercera uno sabe con seguridad que perderá".
S. Tartakower

En el más simple de los finales de ajedrez el material se ha reducido al mínimo: un peón para el bando fuerte y nada, excepto el rey, para el débil. Hay más de 80,000 posiciones distintas con estas piezas en el tablero y la mayoría resultan  sin interés especial. Pero que el final sea simple no quiere decir que sea fácil. El camino es largo y hay muy buenas oportunidades de arruinar las cosas.
Sean, por ejemplo, las siguientes posiciones típicas:


Figura 1 Juegan Blancas y Ganan




Figura 2 Blancas Juegan y Empatan.

En la primera, hay que luchar por la victoria; en la segunda, por el empate. Si el lector sabe cómo resolverlas, entonces le sugiero que  deje de leer esto y busque algo más provechoso, como el Libro IV de la enciclopedia de finales Comprehensive Chess Endings, escrito por Maizelis y Averbakh.
Los finales de rey y peón contra rey pueden dividirse en general en  dos categorías: 

a) El peón puede coronar sin la ayuda del rey según puede verificarse con la regla del cuadrado.
b) El peón no corona solo y por lo tanto es necesario el auxilio del rey.

En esta entrada veremos el segundo caso. Y a su vez se dividirá en dos partes: peón en sexta línea, peón en una línea distinta a la sexta.

Peón en sexta:

Figura 3. El peón corona sin importar dónde esté el rey negro.

En la Figura 3 aparece un peón colocado en la casilla d6 y el rey blanco apoyándolo firmemente anclado en e7. En este punto es totalmente prescindible en dónde esté el rey adversario y quién mueve: el peón va a coronar inexorablemente. Lo mismo puede decirse si el rey blanco se encuentra en d7 y en c7. La toma de cualquiera de esas tres casillas por parte del rey blanco garantiza que el peón va a coronar. Para fines prácticos esas casillas son muy importantes y tienen un nombre: Casillas Críticas. La posición de la Figura 3 es clara, pero definitiva. Un poco antes la posición pudo haber sido la que aparece en la Figura 4


Figura 4  Una posición de zwgzwang mutuo.
Para ganar, el blanco tiene que colocar su rey en una de las casillas críticas. ¿Puede hacerlo? Eso depende de quién tiene el turno. Un tiempo de ventaja es, en la apertura o en el medio juego, bastante útil, pero no siempre en los finales. En esta posición en particular hay un zwgzwang mutuo: el turno es malo para aquél que juega. Si juegan las blancas, después de 1.d7+, Rd8 el blanco debe decidir entre ahogar al enemigo con 2. Rd6 ó dejar el peón en captura. Si es el negro quien mueve, entonces después de 1. Rd8, d7 2. Rc7, Re7, el peón corona.
La posición de la Figura 4 se puede resumir con esta receta: 

Para coronar un peón en sexta, es necesario mover el rey a la casilla lateral frente a la cual se encuentra el rey adversario, cediéndole entonces el turno. Si esto no es posible, la partida se empata.


Con la tecnología de Blogger.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...