La Fábula (1883)

miércoles, 2 de marzo de 2011 · Posted in

La fábula (1883), Gustav Klimt

¡Que zorra tan grande!, exclamó el zorro relamiéndose los labios con cara embobada,tan grande y hermosa. Eso no es una zorra, la garza dejó de lado a la ranita que estaba por tragar, es una leona. ¿Cómo puedes confundirlas? Las zorras son como tú, viven en huecos debajo de la tierra y son cazadas para usar sus pieles; las leonas, en cambio, son unas temibles cazadoras, agresivas y despiadadas, será mejor que no te acerques a ella o saldrás lastimado. ¡Pero qué tonta!, ¿no sabes, acaso que los zorros podemos crecer tanto como deseemos? La mayoría permanece de este tamaño, y el zorro hizo un ademán exagerado para mostrar su cuerpo a la garza como si se tratara de un gran regalo, porque nos gusta ser así, pequeños, habilidosos, escurridizos; pero me han contado de parientes que llegan a ser tan grandes como ella. La garza estiró su cuello tan largo como era y terminó de engullir a la ranita, miró de soslayo al zorro que continuaba embobado con la leona y le dijo, si es cierto lo que dices, entonces, tal vez, los ratones no son más que zorros que han decidido encogerse hasta alcanzar ese aspecto. ¡No!, eso no, el zorro se sintió ofendido por la comparación, los ratones son sucios, pequeños, apestosos, nunca podrían ser como los zorros, de pelaje tan fino, colmillos tan blancos...Sí, sí, lo interrumpió la garza, admito que los ratones no son zorros pero tú debes admitir que ustedes no son leones ni lo serán nunca. Claro que podemos, dijo el zorro enfadado e hinchando el lomo, lo que nunca llegaremos a ser es una garza de patas flacas y pico largo que se alimenta de bichos insignificantes como las ranas, y ya no quiero seguir perdiendo mi tiempo contigo, voy a donde debo estar, al lado de esa magnífica zorra que dormita allí. Y dicho esto se acercó a la leona que, sintiendo invadido su espacio, con un zarpazo instintivo hizo rodar al pequeño zorro a los pies de la garza. Tienes razón, aceptó el zorro malherido, tienes razón; ella no es una zorra.

2 Responses to “La Fábula (1883)”

Con la tecnología de Blogger.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...